15/12/2014

SE INAUGURA LA FASE 2 DE LA RUTA VIVA EN QUITO

 El 12 de diciembre de 2014 se ha abierto al tráfico la segunda fase de la “Ruta Viva” en Quito. Las dos primeras fases de esta nueva vía de alta capacidad, con tres carriles por sentido, comunican la Avenida Simón Bolívar a la altura del barrio de Santa Rosa de Cumbayá, con la autovía Interoceánica en las proximidades de Puembo, Atravesando las parroquias de Cumbayá, Tumbaco y Puembo. La tercera fase prolongará la vía hasta el Conector de Alpachaca, vía principal de acceso por el sur al Nuevo Aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.

Getinsa Ingeniería S.L. ha participado en la ejecución de esta segunda fase realizando la Fiscalización de sus dos grandes estructuras, el Puente de San Pedro y el Puente del Chiche, así como sus tramos de aproximación y del intercambiador de Puembo.

El puente sobre el Río San Pedro se halla formado por dos tableros idénticos y paralelos separados entre sí por 2,35 m, cada tablero tiene 15,50 m de ancho en los que se da cabida a tres carriles de tráfico de 3,65 m cada uno. Tiene una longitud total de 214 metros repartidos en tres vanos de 57, 100 y 57 metros. Los apoyos centrales de cada calzada están constituidos por dos pilas simétricas de dimensiones máximas 8,40 por 4,00 metros, y son de 24,98 y 25,93 metros de altura construidas en hormigón armado. La sección transversal de la viga que conforma el tablero del puente es tipo cajón monocelular de canto variable con un ancho total de 15,50 m, y se ha ejecutado mediante cimbra aporticada.

El Puente sobre el Río Chiche es la estructura emblemática de la Ruta Viva, ya que salva un cañón de más de 150 metros de profundidad. Está formado por dos tableros idénticos y paralelos separados entre sí 2.35 m, cada tablero tiene 14 m de ancho en los que se da cabida a tres carriles de tráfico de 3.65 m cada uno, más arcenes. El puente alcanza una longitud total de 314.50 metros, y se halla dividida en tres vanos: dos laterales de 69.90 m cada uno y uno central de 174.70 m. Los vanos laterales se han ejecutado mediante cimbra aporticada, el vano central se ejecutó mediante el método de volados sucesivos. Los apoyos centrales de cada calzada están constituidos por dos pilas en forma de “V” con una abertura en la parte superior de 69.90 metros, de tal forma que la distancia existente entre vértices de ambas “V” sea de 210 metros. La altura de las pilas oscila entre 24 y 28 metros y descansan de forma directa en zapatas de forma irregular y de dimensiones 5.80 m de altura y 15.90x19.20 metros de planta. La sección transversal de la viga que conforma el tablero del puente es tipo cajón monocelular de canto variable.

Las obras fiscalizadas por Getinsa Ingeniería S.L. se han ejecutado en 18 meses, y han alcanzado un coste de 69 millones de dólares. El contrato de fiscalización ha ascendido a 2,5 millones de dólares.